Costo de fraude en tiempos de recesión y digitalización

En tiempos de una rápida aceleración digital los hábitos de los individuos están cambiando de una manera muy abrupta. Además, que la crisis del COVID-19 acelero la digitalización de la sociedad. Muchos procesos manuales como ir a la sucursal financiera o pedir comida a domicilio vía telefónica migraron hacia la digitalización de plataformas webs y App. Donde la tecnología se ha vuelto algo común de nuestro diario vivir.

El proceso de denunciar también esta siendo parte de la digitalización, donde muchas organizaciones están migrando a medios digitales para recibir denuncias. Las líneas éticas digitales son canales de denuncias operados por medios digitales como son tecnologías APP o web. Su funcionamiento es totalmente digital. Ofreciendo una experiencia digital al denunciante e investigador.

A nivel de funcionamiento el denunciante puede realizar su denuncia desde un portal web o una APP exclusiva para realizar denuncias. Esta facilidad de acceso para realizar una denuncia es clave, porque el denunciante podrá realizar su denuncia desde la seguridad de su dispositivo móvil o computador. Dentro de un contexto de psicología humana, el denunciante podrá aprovechar el impulso del momento, al tener conocimiento de alguna irregularidad o abuso para realizar su denuncia de una manera rápida y segura.

Las denuncias realizadas van directamente a un centro de comando digital o dashboard administrativo. Estas denuncian la recibirán de una manera directa los investigadores a cargo en la organización. La comunicación entre el denunciante e investigador será directa y fluida, pudiendo tener una conversación en tiempo real. Además que la conversación entre el denunciante e investigador se realiza con códigos por lo que en ningún momento se toma información del dispositivo donde se realizo la denuncia, garantizado el anonimato.

El denunciante recibirá notificaciones en su APP de denuncias como un servicio de mensajería convencional. Esta funcionalidad es clave para que el denunciante le de seguimiento a su denuncia sin tener que brindar información personal como su correo electrónico o teléfono que ponen en riesgo su anonimato. Esto permitirá al denunciante colaborar con la investigación atendiendo consultas del investigador y adjuntando pruebas necesarias que se requieran en la investigación.

Las líneas éticas digitales convierten el proceso de denunciar en una experiencia digital amigable y segura para el denunciante. Por lo que facilita en los individuos, que denunciar se convierta en un habito para el denunciante. Donde en un mediano plazo el habito de denunciar y la ética serán parte de la cultura de su organización…

SHOGUN acelera la creación de una cultura de ética en su organización convirtiendo el proceso de denunciar de algo tedioso o hasta traumático, en una experiencia amigable completamente digital.

Guillermo Casal

André Barrantes

CEO SHOGUN MONITOR